STREETXO

Localización

El restaurante StreetXO es la versión más juvenil, barata y gamberra del famoso chef David Muñoz, 3 estrellas Michelín. Se encuentra ubicado en la planta 7 de El Corte Inglés de Serrano (C/ Serrano 52).

Aunque digo barato, si lo comparamos con su hermano mayor DiverXo, se trata de un Skybar de tapas caras y vanguardistas. No cuenta con servicio de aparcacoches obviamente, siendo el parking más cercano el de Serrano 41.

Estética

StreetXO es en sí una locura se mire por donde se mire. Desde la estética, la música, los chefs o los mismos platos son de lo más extravagantes. Hace acopio de símbolos de los 90, con imágenes de videojuegos como el Street Fighter, y la combinación de la barra y los taburetes recuerdan en cierto modo a los restaurantes de carretera de las películas americanas. Aunque en este caso, con tonos rojos y colores llamativos.

cocktails_streetxo

Se puede comer en la barra o sentado en una mesa. Recomiendo hacerlo en la barra porque la atención y la cercanía de los chefs es mayor. Además se puede ver como preparan los platos.

Los propios chefs de StreetXO llevan como uniforme una camisa de fuerza blanca con la palabra LOCURA en el cuello, lo que da a entender lo estrambótico del lugar. Llámenlo estrambótico, transgresor, fuera de lo normal o radicalmente diferente, el restaurante rompe con todos los cánones habidos y por haber en la capital.

Los platos

Difícil tarea la de elegir plato cuando hablamos de un restaurante cuyo dueño posee 3 Estrellas Michelín, aunque estemos hablando de tapas.

De una carta que a día de hoy cuenta con 17 platos, elegimos para compartir:

  • “SAAM” de panceta ibérica a la brasa.
  • “Pichón Japón”.
  • “Rossejat” negro de sepia y gambas.

Para acompañarlos pedimos dos copas de Ribera del Duero. Nos miraron como si fuéramos de otro planeta, y nos recomendaron probar alguno de los cócteles de la casa si era la primera vez que visitábamos el restaurante. Un Gintonic con jengibre y un cóctel con frutos rojos en su parte superior fue el resultado.

streetxo cocteles

Dicho así pasan totalmente desapercibidos, pero sinceramente merece la pena probarlos.

La crítica 

La experiencia con los platos en StreetXO, breve pero intensa, la podríamos definir de la siguiente manera:

  • El “SAAM” de panceta ibérica a la brasa iba acompañado de mejillones en escabeche, “shitakes”(setas comestibles asiáticas) encurtidos, salsa “sriracha” (de chile picante), salsa tártara y hojas de lechuga. El chef recomendaba enrollar todo en la hoja de lechuga como si de un burrito se tratase. Su sabor es espectacular. Sin duda alguna, el plato que más nos sorprendió.

streetxo saam

  • El “Pichón Japón” se sirve marinado en miso rojo de remolacha y yuzu (cítrico de la alta cocina asiática), caramelizado en robata (parrilla japonesa que proporciona un ahumado característico) con migas de pastor al vapor y chorizo de León ahumado. La remolacha le da ese toque dulce que suele acompañar a platos como el pato confitado, pero con una mayor elegancia y distinción que una simple confitura de fruta.

streetxo pichon

  • El “Rossejat” negro de sepia y gambas se sirve en una sartén pequeña con “kimchi” (plato coreano fermentado a base de verduras) y cremoso de finas hierbas. Se trata de un arroz fino cuyo origen viene del Levante español. Es otro de esos platos de gente humilde que cuando pasa por las manos adecuadas se transforma en la estrella de una carta de restaurante.

streetxo rossejat

En cuanto a los cócteles, cuyos nombres desconocemos ya que fue uno de los metres quien nos los recomendó en función de nuestros comentarios, he destacar el gustillo picante que dejaba el Gintonic en la garganta debido fundamentalmente al jengibre, y lo curioso que resultaba comerse inicialmente el otro para luego bebérselo.¡¡¡DE 10!!!

Nota

Como hemos visto en el punto anterior, hay una clarísima mezcla de productos españoles con asiáticos, fundamentalmente de Japón, Corea y China. Es algo muy habitual en los restaurantes de alta cocina, como ya vimos en Kabuki Wellington, por ejemplo. El resultado, clarísimamente probado, es un éxito rotundo.

Si se va en pareja, lo ideal es probar unos 5 platos. Por supuesto el “SAAM” ha de incluirse en la selección que hagamos. Si no queremos gastarnos mucho dinero, otra recomendación es que acompañen los platos con vino o cerveza. El precio del cóctel ronda los 11 euros y el de la copa de vino los 4 euros. He aquí lo que marca la diferencia en el precio final.

Otra opción es ir a conocer el local una tarde o una noche, y probar unos cócteles mientras se disfruta del ambiente alocado del lugar. Aunque si se hace en fin de semana es muy probable encontrarse con una larga cola para entrar. De ahí que mejor, si lo visitan, prueben platos y cócteles.

Como aspecto negativo destacaría el enorme ruido, con la música bastante alta y los chefs gritando los platos como si de una taberna andaluza se tratase. A esto hay que sumar la velocidad a la que te describen un plato cuando lo sirven. “Llega uno a estresarse”. Menos mal que son muy agradables y no se molestan cuando les pides que te repitan lo que han dicho o te informen sobre algún sabor en concreto.

Los precios de los platos rondan los 13-18 euros. Por lo que es bastante asequible para un bolsillo medio.

Nuestra puntuación: 8,5

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *