SANTORINI

Introducción

flag_of_greece

Vamos a dividir esta parte del viaje en dos “posts”, donde se tratarán los detalles de la visita a las islas de Santorini y Creta. Dos islas completamente diferentes: el turismo, los restaurantes, las playas, los hoteles, el ambiente… Nada que ver la una con la otra, de ahí que sea una buena combinación. La estancia en Santorini fue de 1 día y medio/ 2 noches (diría incluso que suficiente para ver lo más importante) y en Creta de 7 noches.

La llegada a Santorini

Desde Atenas, que es nuestro punto de origen en esta ocasión, hay dos formas de llegar a Santorini. En barco, que en nuestro caso sólo quedaban billetes de ferry que hacían el trayecto en 5 horas (estamos hablando de que la compra de los billetes la hicimos mes y medio antes de nuestro viaje), y en avión. Nos decidimos por la segunda, volando con la compañía griega Ellinair. El tiempo del trayecto fue de unos 50 minutos. OJO!: El equipaje ha de pesar 20kg. Nosotros facturamos 2 maletas, una de 22kg y otra de 17kg y sin problemas.

Cuando sale del aeropuerto puede seleccionar una de las siguientes opciones para llegar a su hotel:

  • Taxi: Precio hasta Fira (la capital) 20 euros. El taxi en Santorini es bastante más caro que en Atenas. Hasta Imerovigli 25 euros.
  • Autobús local: No son autobuses de línea como en Madrid, por ejemplo. Son autobuses de unas 30 plazas, sin numeración. Llevan un cartelito en la parte frontal con el destino final. El punto inicial de todas las rutas es Fira. En este caso, la ruta del bus era Aeropuerto-Fira. El precio del billete es de 1,80 euros.
  • Alquiler de vehículo. Posteriormente trataré el transporte en la isla.
  • Recogida por parte del personal del hotel. Algo bastante común, ya que con el elevado precio que se paga en temporada alta, el personal del hotel te recoge acordándolo previamente y sin coste alguno.

Nosotros teníamos el hotel en Imerovigli y quedamos con el personal del hotel en que nos recogerían en la estación de Fira, pero no se presentaron. Cogimos por tanto un bus hasta Fira y otro hasta nuestro destino.

Iglesia de Imerovigli, Santorini

MUY IMPORTANTE: No tuvimos ningún problema para llegar hasta al hotel gracias a una APP de iPhone llamada “maps.me”. Muy recomendable para marcar en un mapa sus sitios favoritos que quiere visitar. Funciona sin internet.

El hotel

Nuestro hotel en la isla fue el “Santorini Mansion”, en Imerovigli, una de las poblaciones más bonitas de la isla. Se trata de un caserón convertido en hotel. El precio por noche fue de unos 210 euros con desayuno incluido. Sólo cuenta con 3 habitaciones en niveles diferentes, y únicamente una es para 2 personas. Ésta fue la nuestra. A nivel de la calle, con una terracita que daba al volcán, “vistas espectaculares”. Por lo demás, muy normalito. Hay un jacuzzi en el baño, de agua fría, y no estoy muy seguro de que la cambiasen con cada visita. El desayuno muy completo, aunque los zumos no eran naturales.

Santorini Mansion. Imerovigli

Lo mejor con diferencia: las vistas y el trato y atención del personal. No nos recogieron a nuestra llegada, pero nos llevaron al puerto en nuestra despedida hacia Creta de manera gratuita.

El transporte en Santorini

Si su estancia en la isla es similar a la nuestra, sí o sí tiene que alquilar un medio de locomoción (distinto a unas piernas, incluidas las de un burro…). A nosotros nos lo recomendó el personal del hotel nada más llegar. Incluso nos hicieron un “planning” de cosas que ver en un mapa. Nos mostraron un listado con precios de una agencia local y decidimos alquilar un Nissan Note por 49 euros. Nos trajeron el coche al hotel la mañana siguiente y quedamos en devolverlo 26 horas después en el mismo sitio. La devolución fue espectacular. Nos dijeron que no cerrásemos el coche, dejásemos la ventanilla del conductor algo bajada y la llave debajo del asiento. Ya lo recogerían ellos. Dicho y hecho.

Otro medio muy común son los quads. Hay multitud de sitios para alquilarlos. Al lado de nuestro hotel había uno. Pero son algo peligrosos ya que la gente los conduce sin casco, y lo que más me temo, sin experiencia.

Las playas

Hay tres tipos de playas:

  • Red Beach (en el extremos sur): en mi opinión la de mejores aguas y la más bonita. Sin embargo, también es la más masificada. Hay que dejar el coche a unos 500-600 metros y recorrer posteriormente a pie el resto. El acceso a pie es algo complicado, tanto por la estrechez del camino y la multitud de gente como por la cantidad de rocas que se han desprendido.

Red Beach. Santorini

  • Black beach (entre Ag. Georgios y Perissa): se trata de una playa bastante larga de arena negra. Cuenta con multitud de bares para comer pescado y platos griegos a buen precio (10-20 euros por persona). Como en la gran mayoría de restaurantes le invitan a postre (normalmente sandía) y a “raki” (aguardiente). El gran inconveniente es el fuerte viento.
  • White beach (también en el extremos sur, al oeste de red beach): Nosotros no la visitamos.

La bodega de vinos

Les recomiendo visitar la bodega “Santo Wines Winery”, no sólo por el vino sino también por las vistas. Es una maravilla disfrutar de un vino local con vistas al volcán. Probamos una copa de vino blanco “Santorini Assyrtiko Reserva 2013” y una copa de vino similar al Oporto llamado “Santorini Vinsanto de 2008”. Las dos copas unos 16 euros.  Se encuentra a unos 4km al sur de Fira.

Santo Wines Winery. Santorini

La puesta de sol

La mejor puesta de sol es la de Oia, al norte de la isla. Ahí se concentra una gran cantidad de gente de todas las edades. Hay que ir al menos 1 hora antes de la puesta de sol, y más si se va en coche porque está todo abarrotado. La verdad es que es algo caótico porque las calles son muy estrechas y el espacio no es muy amplio. Los bares/restaurantes están también abarrotados y debido a ello los precios son bastante altos. Para hacerse una foto está bien, pero prefiero el ambiente de Ibiza para ver la puesta.

Puesta de sol en Santorini

Las cenas

De compras por Santorini

La primera de ellas fue en un restaurante al lado del hotel, en Imerovigli, llamado “Aegeon”. Por la noche refresca un poco por lo que, al contrario que todo el mundo, cenamos en la parte interior. Tiene vistas al volcán desde la terraza. La comida es típica griega. Nosotros tomamos: tzatziki (a base de yogurt, pepino y ajo), davos (pan con tomate, queso y especias), moussaka y una ensalada de Santorini. Precio para dos personas 45 euros, con cerveza y agua.

La segunda noche cenamos en Oia, aprovechando que fuimos a ver la puesta de sol. No habíamos elegido ningún restaurante con antelación, de modo que dimos una vuelta para buscar algo interesante. Y vaya si lo encontramos. Con diferencia, el mejor de todo nuestro viaje, y eso que comimos y cenamos muy bien por lo general. Se trata del restaurante 1800. Se encuentra en una calle estrecha llena de tiendas. Tomamos: pulpo con salsa de romero, una ensalada llamada “the white eggplant” (berenjena ahumada con basílico, tomate y aceite), corvina en salsa de lima y vainilla y gallo con crema de remolacha y ratatouille. De postre tomamos un café griego y “the lemon” a base de crema de limón con brioche, merengue, amaretto y sorbete de romero. De beber una botella de vino blanco de Santorini. El precio por persona es de unos 50 euros.

Lugares, el mapa

Observaciones

  • Puntuación general de Santorini: 8
  • Comida: 8,5
  • Ambiente (vida diurna y nocturna): 7
  • Cultura (momentos, edificios…): 8
  • Repetiría viaje: SI (siempre que fuera de paso para visitar otras ciudades o islas del país).
  • Recomendaría conocerlo: SI.

Continúen leyendo sobre nuestro viaje en Grecia. Esta vez cogemos un barco hasta Creta. Probablemente las mejores playas del país.

One comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *