SAN SEBASTIÁN

Introducción

espana2El viaje a San Sebastián lo hicimos en Semana Santa y duró 4 días. No hay mucha tradición religiosa en la zona, por lo que ni notamos que era época de vigilia. Se trata de una de las ciudades más bonitas de España, tanto por la elegancia de sus edificios y calles como por el enclave natural en el que se encuentra ubicada.

No encontramos una gran variedad de restaurantes en la ciudad para cenar. Hay más bien una cultura de “tapeo o pinchos”, aunque los asadores de carne y sidrerías para meterse un atracón a mediodía hay que tenerlos en cuenta.

 San Sebastián

La llegada a San Sebastián

sansebastian

El trayecto Madrid-San Sebastián lo hicimos en coche en unas 5 horas de camino. Una vez pasado Vitoria, el trayecto es verdaderamente bonito, con montes y bosques verdes.

Ya en la capital de Guipúzcoa, nos alojamos en el hotel Barceló Costa Vasca, situado a unos 10 minutos a pie de la Bahía de la Concha. El precio rondó los 500 euros por 4 noches, en régimen sólo de alojamiento. Para desayunar no tuvimos problemas porque bajando por el Paseo de Pío Baroja hacia la Concha hay varias cafeterías. Una vez tomado el desayuno iniciamos nuestra ruta.

Día 1

El primer día nos dimos un paseo por la Playa de la Concha, el Real Club Náutico y alrededores. El tiempo acompañó, por lo que tomamos algo en la terraza del Hotel de Londres y de Inglaterra. Este hotel, de estética clásica y elegante, se encuentra en un lugar privilegiado (dejo un enlace con su historia). Desde aquí, cogimos el coche y nos dirigimos hacia Pasajes, a unos 9 km al este de la Playa de la Concha.

Hotel de Londres y de Inglaterra.  San Sebastián

Aparcamos en las proximidades de la estación marítima  “Pasai San Pedroko Untziralekua”. Cruzar en barquito hasta la estación “Pasai Donibaneko Untziralekua” cuesta 1-2 euros por persona y el tiempo del trayecto es de un par de minutos. Se trata únicamente de cruzar una ría. Nuestro destino era el restaurante Casa Cámara. Una vez aquí la dueña, una señora muy mayor, nos acompañó a una zona de mesas muy rústica con vistas a la ría. En medio del salón había un pozo del que sacaban el marisco, que conservaban vivos en jaulas dentro del agua de la ría.

Casa Cámara. Pasaje.  San Sebastián

Después de comer volvimos a San Sebastián para dar un paseo en bicicleta por la Playa de Zurriola, la Plaza Okendo y la Parte Vieja entre otros sitios. En la Plaza Okendo se encuentra el precioso hotel Maria Cristina, símbolo de la burguesía que veranea en la ciudad. Este hotel tiene impactos de armamento ligero en su fachada, huella de combates de la guerra civil.

 San Sebastián

La noche la dedicamos a tomar pinchos en la Parte Vieja. Recomendamos entre otros:

  • Sardinas en el bar Txepetxa.
  • Tosta de bogavante en el bar Zeruko.
  • Brocheta de rape en Egosari.
  • Solomillo o foie a la plancha en Astelana.
  • Carrilleras de vino en Omarzabal (calle 31 de agosto).

También, de paso por Omarzabal, recomiendo pasar por el Bar La Cepa (donde la ETA mató a Gregorio Ordoñez) y por el Bar La Viña.

Día 2

Restaurante de Karlos Arquiñano. ZarauzEl segundo día decidimos visitar Zarauz, su playa y el restaurante de Carlos Arguiñano. Cuando llegamos al pueblo, quisimos aparcar cerca del restaurante pero nos llevó un rato ya que había bastante gente de turismo en la zona. La playa es muy larga y está llena de surfistas, y eso que el agua debía estar bastante fría. Ya en el restaurante, nos tomamos unas tapas acompañadas de un par de copas de Chacolí (vino blanco del País Vasco). Tanto el interior como la terraza estaban abarrotados de gente. Sinceramente, no vimos en la carta algo que nos llamase especialmente la atención.

Nos habían recomendado pasar por Orio a comer en un asador llamado Katxiña de Orio, especializado tanto en carnes como pescados a la parrilla. Tomamos una ensalada, unas anchoas y un besugo para compartir. El besugo estaba muy bueno, aunque demasiado aceite para nuestro gusto. La calidad de los platos y la zona donde se encuentra ubicado merecen la pena, eso sí, preparen la cartera. Sólo el besugo creo recordar que nos costó unos 65 euros.

Katxiña de Orio.  San Sebastián

Día 3

El tercer día cruzamos la frontera y visitamos el País Vasco francés, concretamente las ciudades de Biarritz y San Juan de la Luz.

Iglesia de Sta Eugenia. Biarritz

En Biarritz aparcamos cerca del casino y fuimos a tomarnos un café a una cafetería llamada “Les Cotonnes”. Cuando acabamos, bajamos a la playa y recorrimos el Bulevar del Mariscal Leclerc hasta la Roca de la Virgen, dejando atrás la Plaza e Iglesia de Santa Eugenia.

roca de la virgen. Biarritz

Desde la roca, la cual se une al continente a través del Puente Eiffel, hay unas vistas impresionantes de la ciudad, a destacar las de la Villa Belza, la Grande Plage y su famoso “Hôtel du Palais” (antigua residencia de Eugenia de Montijo y su esposo Napoleón III). Bajando ya de camino al coche, paramos a comer pescado frito en el Puerto de los Pescadores.

De vuelta a San Sebastián, hicimos un alto en San Juan de la Luz. La ciudad tiene, al igual que Biarritz, un cierto aire de elegancia y glamour. Visitamos lo más famoso: la Grande Plage, el Casino, la calle León Gambetta y sus perpendiculares repletas de tiendas, y finalmente la Plaza Luis XIV donde tomamos una cerveza.

Día 4

El último día lo dedicamos a descansar y pasear por la ciudad de San Sebastián. Nos habían recomendado comer un buen chuletón en el pueblo de Astigarraga (a unos 6 km al sur de la Playa de la Concha), concretamente en la sidrería Alorrenea o la sidrería Petritegi. Pero finalmente dedicamos la mañana a visitar el peine de los vientos, el Monte Igeldo y su espectacular vista de la ciudad, y la catedral del Buen Pastor. La tarde la aprovechamos para tomar un helado en el Hotel Londres y para descansar en el hotel. Al día siguiente tocaba regresar a Madrid.

peine de los vientos. San Sebastián

Damos las gracias a nuestro amigo Víctor C. por recomendarnos estas maravillosas rutas y restaurantes.

El mapa

Map will be added. (Próximamente)

Observaciones

Puntuación general de San Sebastián: 8,5
Comida: 9
Ambiente (vida diurna y nocturna): 7,5
Cultura (monumentos, edificios…): 8,5
Repetiría viaje: No diría que no, pero me queda mucho aun por ver en el norte de España.
Recomendaría conocerlo: SI.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *