ESQUÍ EN NAVIDADES (FORMIGAL & PANTICOSA)

¿Merece la pena esquiar en Navidades?

Esta es una buena pregunta que se suele hacer el esquiador ocasional, como es nuestro caso. Si uno esquÍa entre 1-3 veces al año, es normal que se haga esta pregunta. Son muchos los factores que influyen en la respuesta: la cantidad y calidad de la nieve, los precios, la climatología, la cantidad de gente, etc…

Obviamente siempre hay que esperar para saber si va a haber nieve suficiente para esquiar o no. Por eso, muchos dejamos para última hora la reserva de hotel y forfaits. Esto puede ser positivo o no. En una época como las Navidades, los precios se incrementan notablemente por lo que siempre queremos reservar cuanto antes para poder ahorrarnos unos euros. Sin embargo, cuando no ha nevado lo suficiente, mucha gente se echa atrás y prefiere esperar para más adelante. Si a esto le sumamos los comentarios de los “grandes esquiadores” de nuestro país en algunos foros, los cuales suelen ser bastante negativos, los precios se reducen considerablemente. Yo lo resumiría en:

  • Si hay mucha nieve a primeros de diciembre, reservar cuanto antes.
  • Si no se da el caso anterior, esperar a última hora.

En cuanto al tiempo, suele haber mejores condiciones meteorológicas en marzo que en enero, y esto invita a la práctica del esquí, sobre todo si hay mucha nieve en las pistas. En mi caso, no me gusta nada esquiar con ventisca o con el cielo nublado. Pero esto no lo vamos a saber hasta los días previos. Aún así este factor no es tan determinante, salvo que las condiciones sean realmente malas.

La gente que esquía, aunque sea de manera ocasional, suele tener cierto mono y espera todo el año para practicar este deporte al menos una vez. Por eso, el flujo de esquiadores los fines de semana suele ser constante. Si lo que deseamos es encontrar el menor número de personas en las pistas, evitaría las vacaciones y los puentes, salvo que se dé el caso comentado anteriormente de que la cantidad de nieve caída no sea muy elevada. Una de las estaciones con mayor afluencia de gente es Sierra Nevada (Granada), por el número de kilómetros esquiables, por la buena climatología y por el ambiente de fiesta de la ciudad.

Formigal y Panticosa (Pirineo aragonés)

Si las separamos, como realmente y físicamente están, Formigal se lleva la palma. Sin embargo, a día de hoy, el Grupo Aramón da la oportunidad de comprar un forfait para ambas, lo cual da mucho juego (42 euros/adulto en temporada alta).

1formigal

Kilómetros esquiables entre las dos estaciones: Formigal (137 km) y Panticosa (39 km). Lo que convierten a este tándem en la zona con más kilómetros de nieve de España. Para ir de una a otra hay que coger el coche y recorrer los 12 kilómetros que hay entre ambas, o bien esperar al autobús que para a pie de pista.

Otra de las ventajas de Formigal es que el parking es gratis, tanto en Sextas, Sarrios, Anayet como en Portalet. En Panticosa también lo es, aunque suele estar lleno y es más difícil aparcar. Para que se hagan una idea, el parking en Sierra Nevada puede llegar a costarle, en función del tiempo, hasta 25 euros.

Para mi se trata de una de las mejores zonas. El precio de los forfaits es el más bajo si lo comparamos con el de las otras dos grandes estaciones del país: Baqueira Beret (Lérida) y Sierra Nevada (Granada). Además cuenta con un ambiente muy divertido. La discoteca Marchica se encarga de ello, pero a veces también es posible encontrar DJ,s pinchando a pie de pista. La comida en el Pirineo aragonés es muy buena, principalmente la carne y su aceite y vino de Somontano. Aunque en vinos yo soy más de Ribera del Duero. Recomiendo visitar el restaurante “La Ripera” en Panticosa (acogedor, buen servicio, buena comida y precio por persona entre 25-35 euros). La ciudad de Jaca no se encuentra excesivamente lejos de las pistas, lo que se puede aprovechar para hacer una gran ruta de tapeo y degustar sus caracoles. Dejo un enlace del periódico El Confidencial de 2014, donde se resume muy bien el ambiente en la estación de Formigal, además de una guía de bares y restaurantes.

“ARTÍCULO EL CONFIDENCIAL: FORMIGAL”

No debemos olvidar el Balneario de Panticosa, donde uno se puede dar un baño en agua caliente, al aire libre y mientras nieva. El Balneario de Panticosa es una buena opción para alojarse si va a esquiar en esta zona. Se encuentra comunicado con el pueblo de Panticosa por una carretera de doble sentido, separándoles tan sólo 5 km. El problema principal es que caiga una gran nevada, corten la carretera y se quede aislado un par de días. Por lo demás es muy buena opción. Sin duda recomiendo que reserven con la web “esquiades.com“. Los precios son bastante más baratos que en otras webs más conocidas.

2panticosa

En cuanto al equipo individual de esquí alpino recomiendo que si, al menos van a esquiar 2 veces al año, se compren su propio equipo. Es más económico, aunque lo más cómodo sea llegar a pie de pista y alquilarlo. Además, evitamos colas y reducimos tiempo perdido.

Desde Madrid se tarda unas 5 horas en coche, aunque si reside en la otra punta de España puede optar por coger un vuelo hasta el aeropuerto de Zaragoza, alquilar un coche y recorrer los 170 km de trayecto hasta Formigal.

¿Qué más hacer en Formigal y Panticosa en Navidades además del esquí?

Este es el cuarto año que voy a esquiar a Formigal y me acabo de enterar de la gran cantidad de cosas que se pueden hacer además del esquí. Y todo gracias a la conversación que tuvimos con una camarera del restaurante “La Ripera” (Panticosa). Desde toboganning, esquí de travesía, excursiones guiadas con raquetas, rutas guiadas en motos de nieve, rutas guiadas con trineos y perros nórdicos, noches en iglús, cenas en refugios, parapente, etc… Dejo un enlace de la web donde se pueden averiguar más cosas y reservar experiencias:

“EXPERIENCIAS EN EL VALLE DE TENA”

¡Para nuestra próxima visita seguro que tendré muchas más cosas que contar!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *