HUNGRÍA (BUDAPEST)

Introducción

bandera-de-hungria

¿Dónde ir en Navidad si queremos salir de España? Budapest es una preciosa ciudad que podemos visitar a buen precio, si la comparamos con otras capitales europeas en estas fechas. Nosotros decidimos visitarla 4 días, pasando allí Nochevieja y Año Nuevo. Nuestra intención no fue la de visitarla a fondo, más bien conocerla y cambiar de aires.

Al ser Hungría un país de la Unión Europea, no necesitas visado (si eres español). Con tu DNI es más que suficiente, aunque a mí siempre me gusta salir con el pasaporte por si acaso.

La llegada a Budapest

flag_of_budapest_2011Hay dos maneras baratas de viajar a Budapest en vuelo directo, una con Ryanair y otra con WizzAir. Nosotros como no conocíamos esta última, viajamos con Ryanair. El vuelo rondó los 200 euros por persona, pero no hay que asustarse. Todo lo demás es bastante barato.

Nada más llegar al aeropuerto, en lugar de coger un taxi como teníamos previsto, cogímos un mini-bus o “shuttle bus” pagando 2 billetes de ida a unos 16 euros. La única pega es que hay que esperar a que se llene el bus. Los billetes se pagan en una ventanilla antes de salir del aeropuerto, y los vehículos están aparcados justo en la puerta. Se pierde algo de tiempo porque el bus va parando en todos los hoteles de los viajeros. Recomiendo totalmente el uso de taxi, que saldrá por unos 15-20 euros.

El hotel

Uno de los hoteles de 4* más barato que encontramos fue el “Mirage Fashion Hotel”, ahora llamado “Mirage Medic Hotel“. Y para nada nos equivocamos. Se trata de un hotel pequeñito construido en un antiguo palacete del S. XIX, ubicado en un lugar inmejorable, justo frente a la Plaza de los Héroes (Hósök Tere).

Hósök Tere. Budapest

Esta vez aprovechamos una oferta de “Prestigia.com”, que salía bastante más rentable que Booking. El precio rondó los 340 euros las 4 noches. Hay que tener en cuenta que lo reservamos con una semana de antelación, en plenas Navidades.

El hotel es muy sencillo, y mezcla mobiliario clásico con un toque moderno. Como no cogimos desayuno incluido, tomamos algo todas las mañanas en un cafetería italiana cercana llamada “Grancaffe Italian Corner”.

Para salir a ver la ciudad solíamos coger el metro, estando la parada más cercana a unos 100 metros (Hósök Tere). Por la noche, a la vuelta de la cena, nos decantamos por un taxi. Tened en cuenta que la tarifa del taxi sube bastante por la noche.

La ciudad

En nuestro trayecto del aeropuerto al hotel, nos chocó mucho ver el estado de decadencia y pobreza que hay a las afueras de Pest. La zona más turística es otra cosa, aunque va siendo hora de darle algún lavado de cara a algunas fachadas. En Pest hay calles verdaderamente bonitas como: la Avenida Andrassy, Károly Körút, Erzsébet Körút (donde se encuentra el precioso Hotel Bóscolo y su Cafetería New York, muy recomendable) o Jane Haining Rakpart, paralela al río Danubio.

Noche en Budapest. Danubio.

El último día aprovechamos para visitar la mayor parte de monumentos históricos. El problema es que se nos hizo de noche muy pronto. Recomiendo coger el típico “hop-on hop-off bus”, y aunque haya un parada justo delante del hotel, está abarrotada de gente por tratarse precisamente del inicio de la ruta. Nosotros compramos un ticket que nos permitía ver la ciudad en un bus con paradas ilimitadas durante 48 horas. El ticket de este bus cuesta unos 17 euros por persona, pero se lo compramos a unos chavales que los vendían por unos 12 euros en la Plaza Vörösmarty. Cuentan con un audio-guía en español, entre otros muchos idiomas.

A continuación destacaré los lugares más interesante que visitamos:

Plaza Vörösmarty. Budapest

  • Plaza Vörösmarty: donde podrán encontrar uno de los puntos clave de las Navidades húngaras, llena de puestos con productos típicos del país y el famoso vino caliente. Hay que destacar la cafetería “Gerbeaud Kávéház“, una de las más bonitas y tradicionales de Europa (los precios son muy caros).
  • Plaza de los Héroes (Hósök Tere): hay que destacar la columna central donde se encuentra el Arcángel Gabriel y en su base los 7 líderes tribales que fundaron Hungría.
  • Castillo de Vajdahunyad: es una réplica del Castillo de Transilvania (Rumanía). Justo a sus pies se levantan en Navidad multitud de puestos navideños con dulces, carnes, quesos y licores. Y en uno de sus costados se puede patinar cuando el lago se hiela.

Castillo de Vajdahunyad. Budapest

  • Baños Széncheyi: uno de los mayores balnearios termales de Europa. Se podrá bañar al a temperatura ambiente gracias a que la del agua es de 76ºC. Recomiendo comprar la entrada con antelación y llevarse toallas en alguna mochila, si no tendrá que esperar interminables colas. Más incluso para las toallas que para las entradas. Hay vestuarios.

Baños Széncheyi. Budapest

  • Ópera Nacional de Hungría: personalmente no vi ninguna función porque no tuve tiempo. Tiene fama de poseer una de las mejores acústicas del mundo. 

Opera Nacional de Hungría. Budapest

  • La Ciudadela, en Buda: es el punto más alto de la ciudad, y por lo tanto con mejores vistas. Aquí se encuentra la Estatua de la Libertad (Szabadság Szobor), de pasado soviético.

Szabadság Szobor. Budapest

  • El Parlamento (Országház): Sólo lo pude ver desde la Ciudadela, iluminado de noche.
  • El Castillo de Buda: Sólo me dio tiempo a pasar por delante de él, sin detenerme, pero tuve el gran placer de cenar a sus pies, al otro lado del Danubio, en Nochevieja. Espectacular.

Castillo de Buda. Budapest

NOTA: Budapest está dividida en dos partes: Buda (al oeste del Danubio, terreno con colinas) y Pest (al este del Danubio, más turístico y totalmente llano).

Los restaurantes

La gastronomía húngara se basa principalmente en sopas con carne y verduras, embutidos de cerdo y todo tipo de platos procedentes del cerdo. El pescado se come en menor medida. A continuación mencionaré algunos de los restaurantes que visitamos:

  • Százéves Étterem: Típico restaurante húngaro para turistas. Es centenario, y cuenta con música húngara en directo. Platos abundantes, a destacar la carne y las sopas. Lo mejor es dejarse aconsejar por los camareros. Se puede cenar bien por 30 euros/persona.
  • Restaurante Corso: En el hotel Intercontinental. Personalmente no repetiría. Sirven platos de origen húngaro, francés e italiano, y es bastante caro. En cuanto se toma vino o champagne el precio se dispara. Destacan sus vistas al Danubio.

Restaurante Corso. Budapest

  • Spoon, the boat: Vistas espectaculares. Es caro para Budapest, pero si lo comparamos con Madrid es muy asequible. Muy recomendable para cenar. El precio medio con vino puede rondar los 80 euros para 2 personas.

Restaurante Spoon, the boat. Budapest

  • Aszú Étterem: Restaurante elegante de comida húngara. Los precios son similares al Spoon, pero algo más elevados. El precio de una cena para dos personas con vino ronda los 80-100 euros.

Además, a parte de restaurantes, recomendaría para tomar una copa en:

  • Buddha Bar: un clásico. Va la gente adinerada de Budapest y los turistas. Copas caras.
  • Kiosk Budapest: buenos cocktails a buen precio. El “barman” que conocí había trabajado por varias ciudades europeas, entre ellas Barcelona.

En cuanto a cafeterías:

  • Cafetería New York: en el Hotel Bóscolo. Decoración espectacular. Buenos dulces, pero muy caros.

Cafetería New York. Budapest

  • Cafetería “Gerbeaud Kávéház”: ya mencionada anteriormente.

Cafetería Gerbeaud Kávéház. Budapest

Lugares, el mapa

Observaciones

  • Puntuación general de Budapest: 8,5
  • Comida: 8
  • Ambiente (vida diurna y nocturna): 7
  • Cultura (momentos, edificios…): 9
  • Repetiría viaje: Sí, sin dudarlo.
  • Recomendaría conocerlo: Sí, sin duda.

One comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *