INDONESIA (BALI)

Introducción

indonesia-flag

El destino de Bali fue la continuación a Singapur. En un principio, dudé si llevar a cabo la combinación Ubud-Nusa Dua ya que me intención era sobre todo descansar. Ubud cuenta con hoteles preciosos en medio de la selva y los arrozales, los cuales ofrecen terapias de relajación, yoga, spa, etc… Una buena manera de desconectar. Eso sí, hay que pagarlo. Nusa Dua, por otro lado, ofrece sol y playas en un ambiente tranquilo. Nada que ver con Kuta o las playas de los surfistas. Finalmente me decanté por la opción Singapur-Nusa Dua, ya que hacer algo de turismo siempre me gusta.

En cuanto al visado para entrar en Indonesia, no es necesario para los españoles siempre que realice un viaje de menos de 30 días como turista. Eso sí, el pasaporte ha de tener al menos 6 meses de vigencia y una página en blanco.

La llegada

bandera-baliEl trayecto de avión entre Singapur y Bali lo hicimos con la compañía Etihad Airways, de Abu Dhabi. Tras recoger las maletas, decidimos coger un taxi hasta el hotel, en la zona de Nusa Dua. El tráfico de la zona se pueden imaginar, como cualquier otro país asiático con playa. Motos por todos los lados y coches adelantando por donde podían. La conversación con el taxista, la típica: cuáles son las mejores playas, dónde comer buen marisco y el Real Madrid- Barcelona.

A la llegada a Nusa Dua, notamos mucha presencia de policías y personal de seguridad. El taxista nos comentó que se debía sobre todo a los atentados de AlQaeda en Bali en 2002 y a los grupos terroristas existentes en el resto del país.

Nusa Dua es una zona de resorts, hoteles y campos de golf de “reciente” construcción. Todo está muy bien cuidado, y cuenta con algún centro comercial con bares, restaurantes y tiendas.

Elegimos como hotel el “The Laguna, a luxury collection resort & spa“. A la llegada al lobby, el trato fue exquisito. Nos ofrecieron un cocktail de bienvenida y una chica del hotel se entrevistó con nosotros. Nos tuvimos que hacer socios de “Starwood hotels & resorts”, dando nuestro e-mail con el objetivo de obtener descuentos en los bares y restaurantes del hotel.

Finalmente nos llevaron a la habitación. Muy sencilla, nada de lujos. Típica a la de los resorts del Caribe mejicano o dominicano.

Playas de Bali

La única playa que visitamos fue la del hotel, porque según otros blogs, turistas del hotel y la gente local, ésta era una de las mejores de la isla. Bajo mi punto de vista, y después de haber visitado muchas playas en el Mediterráneo y en el Caribe, la playa en Nusa Dua deja mucho que desear. Aguas verdes de poca profundidad, con gran variación del nivel del mar según la marea. Cuando la marea estaba baja, se convertía en una barrizal con mal olor, y cuando subía la marea la arena se llenaba de algas.

Imagino que los surfistas tendrán sus rincones secretos, pero para el que va a descansar y disfrutar de una buena playa, éste no es un gran sitio.

Si lo que buscan es una playa más urbana y con mucho ambiente, la zona apropiada se halla en Kuta, más concretamente en Seminyak. Todos los bares y restaurantes de moda, aunque con bastante toque occidental, se encuentran precisamente aquí (un ejemplo es el “Cocoon Beach Club“). Además, también muy conocido en esta zona y cada vez más de moda en redes sociales es La Plancha Beach Bar & Restaurant, famoso por su puesta de sol y sus “puffs” y mobiliario de colores chillones en la misma playa de Seminyak.

La comida 

Al igual que en Singapur, la gente de Bali se empeña en “estropear” un buen pescado o marisco ahogándolo en salsas o especias picantes. La mitad de las noches cenamos en el hotel y la otra decidimos buscar restaurantes en Nusa Dua y Kuta.

En Kuta destacaré 2 restaurantes, uno chino que recomendaban en un programa ruso del tipo Callejeros Viajeros, y otro de comida francesa/balinesa.

  • Restaurante “Seafood House”: se trata de un restaurante chino con acuarios repletos de marisco. Uno de sus platos estrellas son las gambas borrachas. Te las preparan en un fogón a pie de mesa. Estando vivas, las empapan en un licor parecido al aguardiente y las prenden fuego aprovechando el alcohol.  No están mal. Una mezcla entre gambas cocidas y gambas a la plancha. En cuanto al resto, nada que destacar. El vino, o es local, o te pueden cobrar 50 euros por una botella de importación. Lo que más se lleva es el vino australiano.

Seafood House. Bali

  • Restaurante Sardine: Se encuentra más bien en el zona de Seminyak, al norte de Kuta. Es un restaurante de mariscos y pescados donde se mezcla la comida balinesa con el estilo francés. Es decir, el típico que se podría encontrar en la Castellana o en el Barrio de Salamanca. Lo único que cambiaría sería la decoración y la bonita plantación de arroz que tiene como terraza. Pedimos un cocktail de gambas con aguacate, tartar de atún, pescado al estilo “Jimbaran” y sardinas a la brasa. El precio es bastante razonable.

En Nusa Dua hay un centro comercial con bares y restaurantes, llamado “Bali Collection”. Si quiere variar y comer algo distinto a lo que pueda encontrar en su hotel, no está mal. Eso sí, evite el sushi. Yo pillé una infección intestinal que me costó la pérdida de 3 kg en un día. El hotel tenía servicio médico de urgencias, pero además, hay una clínica justo al lado del “Bali Collection”.

También es típico de aquí el café Luwak, el café más caro del mundo. En el enlace les dejo el proceso que sigue el grano de café y su “relación” con un animal llamado civeta. Si lo prueban, no hagan lo que hice que yo, que tal y como vi su proceso de elaboración en una probeta debería haberlo dejado en la mesa. ¡Qué manera de estropear un café, y más ese!

Café Luwak. Bali

Lugares de interés

Reservamos un tour de un día en el que podías elegir, acordándolo con el taxista local, un mix de cosas que visitar.

Excursiones ofrecidas en la playa.
Excursiones ofrecidas en la playa

Después de varias vueltas, decidimos conocer:

  • Una obra de teatro local en un templo en la que se hablaba de la historia de un “demonio” llamado Barong y una princesa. Todo en base a bailes y música locales.

Teatro. Demonio "Barong". Bali

  • El zoo, ya que queríamos montar en elefante. Se trataba del Bali Zoo – Kebun Binatang Bali. El acceso, junto a un tour de 15 minutos en elefante, nos costó unos 55 euros por persona. Sinceramente, la visita al zoo no merece mucho la pena ya que debido al calor y la humedad los animales se pasan la mayor parte durmiendo a la sombra. Y la vuelta a lomos de un elefante es suficiente con 15 minutos, ya que el movimiento de la silla con cada paso del animal es bastante molesto.

Bali Zoo.

  • El volcán Batur. Como ven en la foto, no llegamos a subirlo. Se trata de un volcán activo cuya última actividad se produjo en el año 2000, aunque la más destacada de las recientes tuvo lugar en 1968. Es curioso el hecho de que existan unos 15 pueblos en la caldera del volcán, los cuales subsisten principalmente gracias a la agricultura. Hay una excursión muy interesante que consiste en subir hasta la cima para ver el amanecer. Al haber mucha humedad suele haber bastantes nubes, por lo que no se garantizan unas vistas de escándalo. Tengan cuidado si quieren realizar la subida por su cuenta, ya que pueden encontrarse con problemas debido a algunas mafias locales, por lo que se verán “obligados” a contratar un guía.

Volcán Batur. Bali

  • Las terrazas de arroz en Tegalalang, al norte de Ubud. Se trata sin duda alguna, de uno de los paisajes más bonitos de la isla, y por lo tanto, de uno de los más visitados por los turistas. ¿A qué me estoy refiriendo?  Que si decide visitar la zona con un coche de alquiler, se las verá muy mal para encontrar aparcamiento. Las colinas combinan multitud de terrazas de arroz, repletas de recolectores, y bonitas palmeras.

Terrazas de arroz Tegalalang. Bali

  • La Cascada Tegenungan, al norte de Sukawati y a unos 11 kilómetros al sureste de Abud. La zona es preciosa, aunque hay una punto con basura y restos de comida a pocos metros de la cascada, sin influir en la zona de baño.

Cascada Tegenunga 2. Bali

Toda la excursión nos salió alrededor de 100 euros por persona, incluyendo taxi y comida. Lo más caro es la entrada al zoo para montar en elefante, que ronda unos 70 US dólares ó 60 euros.

Observaciones

  • Puntuación general de Bali: 7
  • Playas: 6
  • Comida: 6,5
  • Ambiente (vida diurna y nocturna): 7,5
  • Cultura (momentos, edificios…): 7,5
  • Repetiría viaje: NO (salvo que me iniciara en el surf).
  • Recomendaría conocerlo: SI.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *