ASTRID & GASTÓN (A&G)

Localización

El restaurante A&G se encuentra en el Calle Ayala 27 (Madrid), a unos 100 metros del restaurante Ten con Ten. No dispone de aparcacoches, pero justo en frente del restaurante hay un parking en el que poder dejar el coche. Después de cenar, los camareros te preguntan si has dejado el coche en dicho parking para sellarte el ticket y que te salga gratis.

Estética

Este restaurante de comida peruana está decorado con un estilo bastante sobrio, donde las protagonistas son claramente las mesas. El techo y las paredes son de un color grisáceo oscuro, y la iluminación se centra en la mesa. Al principio, cuando uno se sienta, puede resultar un poco molesto para los ojos.

Se trata de un lugar elegante donde se cuida mucho al cliente, y como no, la comida.

Los platos

Todos los platos los seleccionamos para compartir, algo muy típico en este restaurante.

  • Como entrantes de la casa nos pusieron mantequilla con polvo de patata y sal morada para untar en pan caliente. Seguidamente, nos trajeron un mini tartar de corvina con mahonesa, cilantro y patata con lima y ají.
  • A continuación probamos un cebiche de maracuyá, tiradito nikkei, causa limeña y ají de gallina, todo acompañado con una botella de vino blanco “Wachau”, Austria – Gruner Vetliner 2013.
  • De postre probamos un “beso de moza” relleno de aguaymanto con helado de quinua negra. Inicialmente pedimos bombón de mango, pero como se les había terminado, nos invitaron a unas copas de mango helado.

5

  • Para finalizar, dos espressos.

La crítica

En nuestra opinión, encontramos los platos de la siguiente manera:

  • Cebiche de maracuyá: como buena parte de los cebiches, se recomienda comer con cuchara para mezclar bien todos los jugos e ingredientes. El sabor del maracuyá es muy intenso al principio, dejando un sabor demasiado dulce para lo que esperamos de un cebiche. Sin embargo, con la segunda cucharada se empiezan a notar los cítricos y aliños.

1

  • Tiradito Nikkei: El atún se sirve cortado en finas láminas y de una buenísima calidad. La salsa que lo acompaña está hecha a base de leche de tigre de tamarindo (de ahí su mezcla entre dulce y ácido) y salsa de anguila. Lleva además semillas de sésamo blanco, sésamo negro y cebollino.

2

  • Causa limeña “desmontada”: El atún se sirve igual que si fuera un tataki, tostado por fuera y crudo por dentro. La patata va mezclada con ají amarillo y lima, y todo ello va acompañado de unas gotas de gel de lima, semillas de mostaza y huevos de codorniz. El gel está francamente delicioso, pero escaso en mi opinión para acompañar y dar sabor al atún. Todos los sabores mezclados le dan sentido al plato. Aún así fue el más “flojo” de la noche.

3

  • Ají de gallina: El plato se compone de carne de gallina, crema de ají, patata morada, arroz blanco y huevos de codorniz. Se sirve caliente y suele dejarse para el final, como plato fuerte. Simplemente delicioso. La crema fabulosa.

4

El precio por persona aproximado ronda los 55-60 euros. Si elige menú degustación el precio puede subir algo más.

Nota

Es la segunda vez que visitamos este restaurante, y es sin duda alguna el mejor de comida peruana en el que hemos comido. Hay que decir que Gastón Acurio, dueño del restaurante, es el cocinero peruano con más fama a nivel internacional. El chef, desde finales de 2014, es Percy Álvaro, quien ha trabajado con chefs de la talla de Iván Kisic (chef de renombre en Perú, ya fallecido), Jaime Renedo y Albert Adriá.

En cuanto a los vinos, tiene una amplia carta, sobretodo de tintos. Quitando Ribera del Duero y Rioja, tiene uno o dos ejemplares de las principales bodegas nacionales e internacionales.

Se trata de un restaurante muy tranquilo y silencioso, lo que le hace apropiado para una cena en pareja. Pese a que tiene todo para ser un restaurante muy elegante, los clientes van vestidos de manera más informal. Es raro ver hombres con traje o americana y mujeres con tacón alto.

La carta está muy bien, diría que perfecta. Hay una gran variedad de cebiches, tiraditos, tartares, y la comida más típica de Perú con un toque moderno. Se combinan algunos platos con toques asiáticos. Hay además 2 menús degustación, uno de 49 euros y otro de 65.

Nuestra puntuación: 9,5

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *